parallax background

DÓNDE COMER COCHINILLO EN SEGOVIA

DÓNDE APARCAR EN SEGOVIA
junio 3, 2017
DÓNDE COMER BARATO EN SEGOVIA
junio 3, 2017

Comer cochinillo en Segovia

El cochinillo asado es una variedad de asado de lechón, es decir una cría de cerdo de hasta 3 semanas de vida, de 4,5 a 6,5 Kg y alimentado exclusivamente de leche materna. Es típico de la tierra de Castilla y este plato se remonta a la invasión de los romanos en la península ibérica, donde ya era conocido el cochinillo en Segovia.

Se suele elaborar al horno en cazuelas de barro típicas y servido a los comensales recién hecho, con la corteza crujiente y dorada por las brasas. Si vais a comer cochinillo y veis que cortan el cochinillo con un plato y luego lo tiran al suelo es algo completamente normal. Es una tradición popularizada por Mesón de Cándido y es simplemente un espectáculo para turistas, y que a la vez sirve para comprobar la ternura de la carne.

 

Comer cochinillo en Segovia – Garantía de calidad

Para garantizar la calidad del cochinillo hay algunos restaurantes que llevan la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia, lo que significa que tienen que seguir una serie de normas de calidad para ofrecer este producto como por ejemplo que se prohíbe recalentarlo o que debe estar criado en la Provincia de Segovia.

Algunos de los sitios con esta garantía son: Mesón de Cándido, Casa Duque, El Figón de los Comuneros, Casares, Restaurante José María, Restaurante el Sitio, Taberna López, Restaurante Narizotas, Restaurante Julián Duque, La Postal, Parador de Segovia, entre otros. En todos estos lugares la calidad del cochinillo de Segovia está asegurada, y si aún tenemos dudas siempre podemos preguntar o localizar la placa indicativa en la entrada del local.

Aparte del famoso cochinillo de Segovia hay otros manjares típicos castellanos que podemos probar cuando estemos en Segovia. Entre los platos típicos tenemos la sopa castellana, los judiones de La Granja o el ponche segoviano, todos ellos para chuparse los dedos. La gran mayoría de restaurantes ofrecen menús segovianos y comidas típicas de la zona, y los precios rondan entre los 20-30€ por persona. Por último es muy importante reservar con antelación ya que muchos restaurantes se suelen llenar muy rápido, sobre todo los fines de semana.

 

Cochinillo en Segovia - Mesón de Cándido

Comer por la zona del Acueducto

La mayoría de la oferta gastronómica se concentra en la zona del Acueducto, por lo que es difícil escoger un sitio para comer. Con nuestras recomendaciones podrás elegir el restaurante que más te guste y además con opciones para todos los bolsillos. Además, recuerda que si lo que quieres es gastar lo mínimo posible, puedes consultar nuestra publicación sobre dónde comer barato en Segovia.

En plena Plaza del Azoguejo está el famoso Mesón de Cándido, el restaurante más conocido por su cochinillo asado. Los platos que tienen a la carta son un poco caros, pero si vas por primera vez a Segovia vale la pena al menos probarlo. La ración de cochinillo cuesta 23€ y esta crujiente por fuera y tierno por dentro, eso sí, la ración es un poco escasa. Lo mejor es sin duda son las vistas al acueducto y además la atención al cliente es excelente.

Uno de los restaurantes más populares en TripAdvisor y El Tenedor es Haggen, un famoso local que se ha trasladado a Avenida del Acueducto 25. Tienen comida típica segoviana a unos precios muy económicos y varios menús a elegir. El menú gastronómico cuesta 23€ e incluye Judiones de La Granja, Sopa castellana, Setas al roqueford o Ensalada Haggen, de segundos cochinillo segoviano con patatas panaderas, chuletillas de cordero lechal, entrecot de ternera o bacalao con crema de almendras, y para finalizar está incluido el pan, bebida, café y postre. Aparte de este menú gastronómico tenemos otros más sencillos como el menú degustación con cochinillo y judiones por 14€ y el infantil por 9€.

Otro restaurante con críticas positivas y con vistas al Acueducto es Restaurante Asador Maribel, en Av. Del Padre Claret 16. Tienen el menú segoviano por 25€ y lo más curioso es que regalan un cerdito de cerámica a modo de tarjeta de visita. Otra de las ventajas es que los alimentos para celíacos están muy bien detallados y entienden del tema. Para los que quieran comer casi al lado del Acueducto el Restaurante Casares está en Av. Del Padre Claret 2. Tienen el menú típico segoviano por 25€ y la relación calidad-precio entra dentro de la media. Un punto a favor es que en la carta se detallan los ingredientes alérgenos.

Comer por el centro

Subiendo por calle Cervantes tenemos otro de los lugares más conocidos para probar el cochinillo, Restaurante Duque, que se encuentra en calle Cervantes 12. El menú degustación de especialidades segovianas sale a 39,90€ e incluye 4 entrantes típicos segovianos, cochinillo asado al estilo Duque, ponche segoviano y un Ribera del Duero. Aparte de este menú degustación tienen otro de temporada a 35€. Eso sí, ir de tapeo sale mucho más barato porque junto con la bebida incluyen tapas. Otro restaurante famoso en calle Cervantes es El Bernardino, en el número 3. En este restaurante tienen 3 menús principales: menú típico segoviano a 25€ (entre semana) y a 27,50€ (fines de semana), menú degustación por 27,50€ y 29,50€ y por último un menú de lunes a viernes a 16€ con primero, segundo, pan, vino y postre o café.

Siguiendo con nuestras recomendaciones el restaurante más valorado en TripAdvisor es curiosamente uno que está más alejado del centro, en calle San Cristóbal 3 y se llama Restaurante Taberna López. Los precios rondan entre los 25-30€ por persona y se puede pedir a la carta o menús. Tienen un menú del día a 10€ y la ración de cochinillo cuesta 20€.

Restaurante California es uno de los más recomendados en TripAdvisor y está por el centro, en Plaza Dr. Gila 9. El lugar es un poco estrecho por dentro y el menú típico segoviano cuesta 28€, aunque es muy recomendable reservar antes de ir. Para los más ahorradores el menú del día cuesta 11€ e incluye primero, segundo, postre, pan, vino de la casa y agua o gaseosa, pero los refrescos y cervezas se cobran aparte.

Por último, mucho más alejado del centro (a 10-15 minutos andando) se encuentra el Restaurante Claustro de San Antonio El Real, un restaurante vanguardista dentro de un monasterio. Tienen un menú típico segoviano por 25€ que incluye una copa de vino y tiene mucha variedad, y por supuesto también se puede pedir a la carta. Lo mejor de este lugar es que está alejado del trajín del centro, que podemos visitar el monasterio y lo mejor de todo es que tiene parking privado gratuito.

Comer por la zona de la Judería

En El Fogón Sefardí ofrecen comida sefardí, judía y mediterránea, y además podemos disfrutar de comida castellana típica. Tienen una amplia carta en donde podremos probar algunas de las tapas premiadas que ofrecen entre otros tantos platos. Aparte de la carta tienen varios menús: Menú 2 culturas gastronómicas (29,95€), Sefardí (34,90€), Segoviano de la casa (23,50€), Carmelitano (18,50€) y el infantil (11,95€). Y para rematar tienen un Menú del día a 11,90€ por persona que incluye primero, segundo, postre, pan y vino o agua.

Otro sitio con mucha fama y diferente es El Redebal Bistro, un local vanguardista en Plaza de la Alhondiga 6. Está muy bien ubicado y desde allí podremos ver los tejados de la ciudad y de fondo el Peñalara. El Menú típico que incluye el cochinillo cuesta tan sólo 18,50€ y el Infantil a 9€, pero además del menú típico ofrecen “carnes del mundo” como lomo de cebra, solomillo de cocodrilo o carne de canguro, entre otros platos exóticos. También tienen comida para todos los bolsillos como tostas, molletes y raciones. Como curiosidad, frente al restaurante encontraremos la Casa de La Alhóndiga, antigua casa pública destinada para la compra y venta del trigo y reconvertida en museo. Si lo que buscas es un restaurante moderno y una buena relación calidad-precio, éste es el sitio ideal.

Comer por la zona de la Catedral

Restaurante José María es todo un referente de la cocina segoviana y las raciones de cochinillo suelen ser bastante generosas, y además se encuentra muy cerca de la Plaza Mayor, en Cronista Lecea 11. El menú degustación cuesta 50€, acompañado con vino tinto de autor llamado Pago de Carraovejas, un Ribera del Duero con denominación de origen y el menú consta del clásico cochinillo asado y 5 platos más. Si sólo queremos probar el cochinillo lo tenemos por 26€ y el resto de raciones se piden a la carta. Si quieres comer en uno de los restaurantes más recomendados y con mejores críticas éste es tu sitio.

Aparte del todopoderoso José María, existe otro “sitio” que se llama El Sitio, un restaurante apto para vegetarianos y celíacos en calle Infanta Isabel 7. Tienen el menú segoviano por 25€ que incluye primero, segundo con cochinillo y postre casero, y además un menú del día a tan sólo 11€. Por otro lado si nos vamos de cañas con la consumición dan las tapas gratis. También tiene mucha fama El Figón de Los Comuneros, un lugar especializado en el cochinillo y las chuletas de cordero lechal. Está en Travesía del Patín 4, entrando por Calle de la Infanta Isabel, y tienen un menú del día a 12€ y otro típico segoviano a 24€.

 

Comer por la zona del Alcázar

A 5 minutos del Alcázar tenemos el Mesón Don Jimeno, en calle Daoiz 15. El menú típico cuesta 21,90€, bastante barato para lo que suele costar e incluye primer plato, segundo, postre, pan y bebida a elegir entre vino, agua o una jarra de cerveza. De primero podemos elegir entre judiones de La Granja o sopa castellana, de segundo cochinillo o entrecot de ternera con patatas y ensalada y de postre arroz con leche o natillas, vamos, lo que viene siendo un menú típico. Por estar en una ubicación inmejorable, justo entre el Alcázar y la Catedral, y por tener buena comida a buen precio se merece estar en nuestra lista.

Si nos alejamos un poco del Alcázar en coche podremos disfrutar de un restaurante con vistas panorámicas de la ciudad y en donde se puede comer sentado en un vagón de tren restaurado. El restaurante se llama La Postal y se encuentra en Zamarramala, calle Sacramento 22. El menú turista de 27€ (mínimo 12 personas) incluye judiones o sopa castellana de primero, cochinillo asado con ensalada de segundo y tarta ponche de postre acompañado de vino tinto con denominación de origen Rioja, pero si no vamos en grupo la ración de cochinillo sale a 22,50€. Aparte del menú turista tienen otros 8 menús más que oscilan entre 29-45€. También tienen menús para compartir sentados o de pie a 23,50€ y 26,50€, y por supuesto existe la opción de pedir a la carta.

En resumen, en Segovia hay un sinfín de restaurantes para comer cochinillo y suele ser un poco caro porque es el plato estrella de la provincia de Segovia. Hay que destacar también que ciertos restaurantes tienen la Marca de Garantía, un sello de garantía regulado por la Asociación para la Promoción del Cochinillo de Segovia. Sobre gustos no hay nada escrito así que no existe ni el mejor cochinillo ni el peor, simplemente cada maestrillo tiene su librillo y cada restaurante le da su toque personal, eso ya depende de cada uno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *