parallax background

QUÉ VER EN SEGOVIA EN UN DÍA

DÓNDE COMER BARATO EN SEGOVIA
junio 3, 2017

Qué ver en Segovia

Segovia es una Ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1985 y principalmente conocida por su famoso Acueducto Romano. A pesar de su fama, pocas personas conocen realmente todo lo que hay que ver en Segovia: Un barrio judío en el casco histórico, un castillo que parece sacado de un cuento de hadas y unas vistas que te dejarán boquiabierto son sólo algunos ejemplos de todo lo que encierra esta ciudad.

Antes de comenzar nuestra ruta por Segovia es indispensable estar preparados con un calzado cómodo ya que hay muchas cuestas empinadas y escaleras. Si no llevamos el calzado adecuado, al final del día estaremos muy cansados, y es posible que no seamos capaces de ver todo lo previsto.

 

Qué ver en Segovia – Por la Mañana

 

Qué ver en Segovia - Catedral de Segovia

Vista de la Catedral de Segovia desde la Plaza Mayor

Acueducto de Segovia

Lo primero que haremos será ir a ver el famoso acueducto, que se encuentra en el corazón de la ciudad y es una de las cosas imprescindibles que hay que ver en Segovia. El Acueducto está situado en la Plaza del Azoguejo, donde se encuentra la Oficina de Turismo de Segovia y el famoso restaurante Mesón de Cándido, conocido por su cochinillo realizado siguiendo la receta tradicional.

Si quieres las mejores vistas del acueducto romano te recomendamos que hagas un esfuerzo y subas las escaleras del Postigo, que están justo al lado de la oficina de turismo: las vistas panorámicas desde el mirador merecen la pena, y conseguirás fotos espectaculares.

Cuando miras los detalles de la estructura es curioso ver cómo las piedras no están unidas con ningún tipo de soporte, simplemente están encajadas y se sujetan por su propio peso (cada losa pesa hasta dos toneladas). Otra curiosidad es la Virgen que se encuentra dentro de uno de los pilares del acueducto, y se trata de la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia y venerada en el Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla.

Por último, no es necesario que vayas a Roma para ver a la Loba Capitolina ya que cerca de la Calle San Juan, en un pequeño parque, tenemos una réplica. Esta copia fue donada por Roma en 1974 por el bimilenario del acueducto romano.

De camino a la Judería

Desde la Plaza del Azoguejo cogeremos la calle de Cervantes y pararemos un momento en La Casa de los Picos para deleitarnos con su fachada. Al pasear por las calles no pasan desapercibidas las preciosas fachadas de los edificios, cada una decorada con motivos florales o geométricos distintos.

Subiendo por calle Cervantes continuaremos por Juan Bravo y haremos una pequeña parada antes de entrar al barrio de la judería en Plaza de Medina del Campo. En esta plaza podemos ver la Iglesia de San Martín, un templo de origen mozárabe con estilo románico, con un impresionante pórtico con arcos de medio punto digo de admirar.

En la misma plaza también veremos uno de los edificios más emblemáticos de la arquitectura civil segoviana, el Torreón de Lozoya. Si tenemos algo de tiempo podemos entrar gratis a echarle un vistazo y ver alguna de las exposiciones temporales que se celebran aquí, disfrutar del patio central de estilo renacentista o simplemente admirar su arquitectura. Eso si, tenemos que tener en cuenta que los lunes está cerrado al público.

Judería de Segovia

Después de darnos un paseo por la plaza bajaremos calle la Puerta de la Luna que nos llevará al Paseo Salón Isabel II donde disfrutaremos de los jardines y las impresionantes vistas. Si disponemos de algo más de tiempo para ver la ciudad al completo podemos hacer un pequeño descanso en este paseo y, justo enfrente, en la zona del Pinarillo, visitaremos los restos del Antiguo Cementerio Judío. Muy cerca de aquí está uno de los aparcamientos gratuitos de los que hablamos en nuestro post sobre dónde aparcar en Segovia.

Para seguir nuestro recorrido subiremos por calle La Puerta del Sol hasta llegar a calle de la Judería Vieja, en donde se encuentra la Antigua Sinagoga Mayor, actualmente Convento de Corpus Christi. Este templo de origen judío fue restaurado tras un incendio a principios del siglo XX, a pesar de ello podemos ver algunas de las piezas originales y se encuentra en buen estado. En esta misma calle se encuentra el Centro Didáctico de la Judería, en Casa de Andrés Laguna.

Para ver una de las puertas medievales más imponentes de Segovia bajaremos calle Martínez Campo hasta llegar a la Plazuela del Socorro, en donde se encuentra la impresionante Puerta de San Andrés. Si queremos conocer más a fondo la historia de la muralla de Segovia, recomendamos visitar el Punto de Información Turística la Muralla, un espacio monográfico dedicado a este Monumento Histórico-Artístico declarado por la UNESCO como tal en 1941. La entrada general cuesta 1€, subiendo a 1, 50€ si elegimos la opción con audioguía, aunque es gratuita de lunes a viernes no festivos.

Si tenemos algo más de tiempo es muy recomendable visitar el Museo de Segovia, que está bajando Calle Socorro ya que las vistas al Alcázar y a las murallas son impresionantes y si te interesa la historia de Segovia no te lo puedes perder. Desde la Plazuela del Socorro subiremos Calle de la Judería Nueva y cuando lleguemos a calle la Amuzara, girando a la derecha está la Plaza de la Merced y con esta plaza habremos acabado el recorrido por el Barrio Judío.

Catedral de Segovia

Para entrar al interior de la Catedral llegaremos por calle del Marqués de Arco. Desde el exterior esta Catedral impresiona por su arquitectura. La Catedral de Santa María de Segovia es una de las catedrales góticas más tardías de España y Europa, construida en pleno siglo XVI cuando se difundía ya el estilo renacentista. La entrada general son 3€, grupos 2€ y niños gratis. Para los más ahorradores, la entrada los domingos de 9:30 a 13:30 es gratuita.

Si el tiempo lo permite, recomendamos subir al Campanario para admirar las vistas panorámicas y es importante recordar que sólo hay 3 horarios para la subida: 10:30, 12:30 y 16:00 horas. La entrada al campanario cuesta 5€, pero la entrada completa (iglesia + torre) vale 7€, con lo cual ahorras 1 euro si tienes que pagar la entrada general. Antes de irnos al Alcázar, en la Plaza Mayor, frente a la catedral, se alquilan bicicletas, por lo que si vamos a hacer una visita por el cinturón verde de Segovia es muy recomendable hacerse con unas.

 

 

Qué ver en Segovia – La comida

Segovia es conocida por su tradicional gastronomía, destacando especialmente el cochinillo y los judiones, por lo que hemos recopilado los mejores sitios para degustarlos en nuestro artículo acerca de dónde comer cochinillo en Segovia. Tampoco nos olvidamos de los viajes con un presupuesto más limitado, ya que habitualmente viajamos tratando de mantener nuestros gastos al mínimo, por lo que hemos recopilado para vosotros también los mejores lugares para comer barato en Segovia.

Qué ver en Segovia – Por la Tarde

 

Qué ver en Segovia - Alcázar de Segovia

Vista del Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia

Después de una agitada mañana viendo el Acueducto, la Judería y la Catedral, es hora de ver el Alcázar, sus alrededores y el Casco Histórico. Desde la Catedral simplemente tenemos que bajar las calles Marqués del Arco y Daoiz hasta llegar al Alcázar. Es un Palacio Real situado en lo alto de una roca entre los ríos Eresma y Clamores, lo que le da un encanto especial, casi de cuento de hadas.

La visita al Alcázar se divide en dos partes: el Palacio y Museo, que incluye la visita a las salas de Palacio así como la entrada al Museo de la Artillería, y la Torre de Juan II, que nos ofrece unas vistas impresionantes de Segovia y su casco histórico. Para acceder a la torre hay que subir 152 escalones en escalera de caracol y lamentablemente no hay acceso para personas con movilidad reducida ni tampoco se permite la entrada a menores sin acompañante.

Las entradas son un poco caras con respecto al resto de monumentos segovianos. La entrada al Palacio y Museo cuesta 5,50€, la de la Torre de Juan II 2,50€ y la entrada completa a 8€, es decir, no hay ningún descuento por comprar ambas entradas juntas. Eso sí, a pesar de ser caro, la entrada es gratuita los martes no festivos de 14:00 a 16:00 para todos los ciudadanos de la Unión Europea.

Alrededores del Alcázar

Si no estamos muy cansados y el tiempo lo permite, podemos poner un broche de oro a nuestra visita por el Alcázar dando un paseo por el cinturón verde de la ciudad. Bajaremos desde el Alcázar al río Eresma, y al cruzar el puente descubriremos la Iglesia de la Vera Cruz, el Santuario de la Fuencisla, El Convento de las Carmelitas Descalzas y el Monasterio del Parral. Como dato curioso, el Monasterio El Parral ofrece misa con cantos gregorianos todos los domingos a las 12:00 horas.

Este lugar es ideal para hacer fotos únicas de Segovia y poder disfrutar de un paisaje de ensueño. Merece la pena también ir al Mirador de la Pradera de San Marcos para sacar la mejor foto del Alcázar, ya que la perspectiva desde allí es ideal. Lo mejor de esta zona ajardinada es que hay mucho espacio para estar con niños y mascotas y además podremos aparcar nuestro coche.

Vuelta al Casco Histórico

Para volver tenemos que cruzar otra vez el puente del Paseo Santo Domingo de Guzmán, y si aún tenemos tiempo y fuerzas para seguir visitando monumentos, en la calle la Moneda tenemos uno de los edificios industriales más antiguos de España, la Real Casa de Moneda de Segovia. Fue construido por Juan de Herrera para Felipe II durante el siglo XVI y es uno de los pocos edificios que han llegado casi intactos a nuestros días.

La entrada general (4€ con audioguía) incluye la visita al Centro de Interpretación del Acueducto y al Museo Real de la Moneda, y además hay que tener en cuenta que los lunes cierra y que los miércoles no festivos la entrada es gratuita.

Después de visitar el complejo de la Real Casa de la Moneda nos dirigiremos a la Puerta de Santiago, calzada que forma parte del Camino de Santiago. Justo en esta puerta se encuentra la Colección de Títeres de Francisco Peralta, uno de los mejores marionetistas de España y en el Jardín de los Poetas podemos hacer un pequeño descanso. A continuación subiremos Paseo de San Juan de la Cruz y calle del Vallejo para poder llegar al centro.

Si no queremos perdernos absolutamente nada de Segovia tenemos un museo muy interesante en calle los Desamparados, la Casa Museo de Antonio Machado. La entrada es gratuita los miércoles no festivos e incluye audioguía o visita guiada, dependiendo de lo que hayamos comprado. Y un consejo, si lleváis carnet joven u otro carnet similar, os saldrá un poco más barato.

Para finalizar este recorrido nos dirigiremos a Plaza Mayor por calle del Vallejo y Escuderos, que es una zona perfecta para comprar recuerdos antes de irnos.

 

 

Alojamiento en la zona de Segovia

Si creéis que un día no va a ser suficiente para ver Segovia, o pretendéis ampliar vuestro viaje para ver más localidades de la zona, os recomendamos que busquéis alojamientos rurales para que la experiencia sea más inmersiva y disfrutéis mejor de las bondades de la zona.

Nosotros en particular solemos utilizar para buscar estos alojamientos la web casasrurales.net, ya que esta enfocada justo a este tipo de hospedajes. Para los vaguetes, podéis consultar los alojamientos de Segovia disponibles haciendo click aquí: https://www.casasrurales.net/casas-rurales/segovia ¡Disfrutad!

1 Comment

  1. Marzo dice:

    Muchas gracas! muy bueno e interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *